Política de Ofrendas Designadas

Integridad de Fondos

La Iglesia del Nazareno opera en una política de recaudación de fondos para donaciones designadas. Una política de donación designada provee de claridad para la asignación apropiada de ofrendas y asegura la integridad de los fondos del donante.

Balanceando las iniciativas locales y globales

Ya que nosotros creemos que somos llamados a hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones -mientras apoyamos las iniciativas de la iglesia local- las iglesias planeando una campaña para recaudar fondos para un propósito designado deben decidir por adelantado en que forma la meta incluirá una contribución a la misión global.

Una decisión para la junta de la iglesia

Con una política de ofrendas designadas debidamente apropiada, una porción de las ofrendas asignadas puede ser compartida con los intereses globales (5.5% FEM, 2.0% P&B y 2.5% EDU). La junta de la iglesia debe decidir si adopta o no una política de ofrenda designada. El Concejo Evangélico de Responsabilidad Financiera provee un buen punto de partida. Una revisión de las iniciativas locales es el mejor factor para determinar este curso de acción. Haga clic aquí para una explicación detallada y ejemplos de una política de donaciones designadas.